Cómo ahorrar energía sin hacer obras

En el blog Consejos para reformas ofrecen unos sencillos consejos para ahorrar energía en vuestro hogar, sin necesidad de realizar costosas obras.

1) Sellar las fugas:
Sellar los enchufes en los muros externos de la casa. Las juntas aislantes de espuma actúan como barrera de forma que el el aire acondicionado permanece en el interior, en lugar de filtrarse hacia afuera. Basta con desatornillas la cubierta, colocar la junta y volver a poner la cubierta. 

2) Cambiar el cabezal de la ducha:
Instalar un cabezal de ducha de alto rendimiento que utilice 5 litros de agua por minuto en lugar de 9 litros. Cambiando de un modelo de 9l a otro de 5l (unos 14€ más caro), una familia de cuatro miembros (suponiendo que cada persona se de una ducha diaria de 10 minutos) podría ahorrar unos 60€ al año en cuanto a costes de agua y energía con un calentador de gas y unos 90€ con uno eléctrico.

3) Cambiar las bombillas:
Sustituir las bombillas incandescentes por bombillas CFL (lámparas compactas fluorescentes). Una CFL de 7€ utiliza alrededor de un cuarto de los vatios utilizados por una bombilla incandescente, pudiendo llegar a ahorrar más de 20€ por cada bombilla reemplazada (a lo largo de la vida de la bombilla CFL, que dura una media de 10.000 horas o 416 días).&

4) Hacer lavadoras ecológicas:
Lavar la ropa con agua fría. Todos sabemos que esto ahorra energía, pero ¿sabemos cuánta? Hasta un 90% del coste de lavar la ropa proviene de calentar el agua, por lo que solo debemos utilizar agua caliente para ropa que esté muy sucia. Otro consejo: Utilizar una cantidad de agua equivalente a la cantidad de ropa o esperar a acumular una carga completa.

5) Cerrar (o abrir) las persianas:
Dejar las persianas o contras cerradas en las ventanas que miren al sur o al oeste en verano para mantener la estancia fresca. Esto evita que el sol caliente la casa y obligue a nuestro sistema de refrigeración a trabajar con más fuerza. En invierno, dejar las persianas abiertas para dejar que el sol caliente nuestro hogar.

6) Actualizar nuestro sistema de calefacción (y refrigeración):
Instalar (y programar adecuadamente) un termostato programable. La media de los hogares gasta unos 1.488€ anuales en facturas de electricidad y alrededor de la mitad de dicho importe se debe a los sistemas de calefacción y refrigeración. Un termostato programable cuesta entre 34-54€, es fácil de instalar y puede ahorrarnos unos 122€ al año. Podemos ahorrar un 2% de la factura de calefacción (o refrigeración) por cada grado que bajemos (o subamos) el termostato durante al menos 8h al día mientras estamos fuera de casa o durmiendo.

27 Nov 2013
  • Cuál es la mejor época para hacer una reforma

    Partamos de la base de que siempre es mal momento para realizar una reforma porque siempre es un incordio, un desbarajuste y una dificultad para intentar seguir con el mismo ritmo de vida que se llevaba, ya que por pequeña que sea siempre requiere un alto grado de suciedad y cambio de sitio de gran cantidad de nuestras posesiones.

    16 Dic 2013
  • Cómo limpiar los tapizados

    Los muebles, además de cumplir una función decorativa, brindan comodidad y descanso a quien lo usa. Y este uso, produce un deterioro de la tela que se puede evitar con una rutina de limpieza y mantenimiento.

    28 Nov 2013